Translate

A-VISTA CON LENTES DE COLORES de FedericoCarlos Volio DeCéspedes y Toledo





Aplique su facultad intuitiva del inconsciente
para el entendimiento de este poema
Metafísico / erótico / surrealista



A-VISTA CON LENTES DE COLORES
CREACIÓN DEL AUTOR INTELECTUAL:
FEDERICO VOLIO TOLEDO
Del poemario Ojos Arriba
Meditaciones Extra-Terrenas


Mis lentes rojos,
pequeña y roja, te ven.

A cuadriculares cristales rosados
a tu boca, más grande-mente

roja pueden verte rosada.
A sonrisa de (la) más blanca-mente,

sonriente al deseo provocado.
Hasta en mejillas joviales curvas

más rosadas abundantes.
En la recogida playita de tu bikini

a (tu) piel más dorada.
Desnudando espejismos del desierto

a pezones más colorados de dunas.
Mis lentes azules de olas,

grande y azul, te ven.
A triangulares cristales

celestes, al fondo del mar
celestes, al fondo de los cielos. 

Tus ojos más azules, a la frente
pueden retirarse como faro vagabundo

viendo al frente, intermitente, amarilla.
Tu frente arrullada amarilla,

arrollada de amarguras,
sorteando tal soledad

lascivos mares rebeldes.
Tus cabellos joviales

más rubios adornando
alhajas de acero irresistible.

Agudas de finezas
detalladas al estilo.

Meditabundo,
al aire más naranja de olores.

Exprimido de naranjas,
tallo más delgado,

a fresas fingido,
gimiendo a tu largo cuello.

Admiración tallada de larguezas
a tus piernas incomprensivas

florales, aguamarinas a ríos.
Descomprimiendo frescas risas,

volátiles pegamentos. Azul grisácea.
Te calzo,

colocándote roja excitante
apretada a tu secreta dinámica,

zigzagueando a-cinturada, 
aflicción posesiva. Tierna succión.

Cazándose madurar impaciente
a pedazos naranjas. Guindas,

a tanga furiosa. Jalándose
amarilla o azul. Que da lo mismo

que te da igual. Comerte al rojo.
Si quiero cogerte a tu piel

tomándote irrogada, un té verde.
Entera mente sin ti

regada, ahogando
broches de dudas

desatados deseos.
Simples a sencilla entrega

fácilmente para y del enseñársela.
Comprensiva a satisfacción instintiva.

Porque vienen conmigo
según se puedan obviar condiciones,

cuando vienes sin complejos.
Sin remordimientos cuando yo quise

algo obvio que quisiste.
Sin cogerte antes superficial-carnal

en cuanto pudo irse sin-correr.
Evaporada sexual del adorarte cósmica

en rondas al fuego de los apetitos
bestial-primitivo.

Tus pestañas más superfluas
movidas plásticas.

Como persianas a la silueta
partes miradas

a tu cuerpo hueco,
hundiendo elevaciones, excitantes.

Pieles movedizas
a cuestas de latidos, exaltadas

al aburrido cotidiano estirando ligas.
En escaso tiempo cortadas

a mareas de sangre, fantasías cumplidas
largadas a la corriente.

A sensaciones contractivas
esculpidora irrepetible a lo excepcional

experimentando trastornos compulsivos.
Pulsando al pudor escondido

quimeras audaces con lentes negros.
Ojos pendulares, casualidades suprimidas

capaces de sorprender,
contra-puestos lados de tu personalidad.

Quitando mirada sumada bipolar.
Azul ensoñada sumida roja apasionada

asumida lamiendo ombligo agridulce.
Estrecha conectando honda,

brotando endulzada a confites mordidos.
Tu lengua, mascada de intimidad

lamiendo gemidos erógenos.
A caricias genitivas, tus pieles;

castillos torrenciales
cautivos de mi fiebre amorosa.

Consumidas, delirantes a cautivantes
obsesiones espigadas

repetidas de tentación.
En inspiración, admiración por ti

intempestiva, invitada ruta desbocada
siguiendo a la contenta mirada.

Enferma de la incontinencia
pidiendo atenta un beso.

Insoportable, soberbia seductora
entre tus manos de enfermera.

Mujer refrescante, sanadora a besos
en las marcas del dolor.

Quitando al hambre, el tanto de darte
a tu cuerpo del beber purificadora.

Empecinada sobre caricias de barro,
ondulando aguas tele-dirigidas.

Barriendo a pasos acalorados
órbitas del radar. A los solares desvíos

agotados de la sed; día a medias.
Desde huellas tuyas a mías

mirando al interpuesto reflejo
emociones antojadizas.

Huella fosforescente, a tu genio
para que me marques irremediable.

Búsqueda de tu capricho mascado,
disparado a las orejas de tu posesión

persiguiendo los murmullos de tus celos.
Cohete ensordecedor, por insistente

que no volteas, más estruendoso 
como cuando movimos estelares

sin quitarnos de la nada mirada,
sin volvernos a marcas del fin.

Ni exageradamente multicolores
ciegos al instante incoloro.

Identificando antojos insatisfechos,
caprichos mal-trechos, veces soñadas.

Deseos redimidos, en el arrojo al vacío
esculpiendo al puro aire, desintegración.

Gustos adulterados, comidos por tuyos
tragados por míos. Corazón falsificado.

Congraciando dulces bocas en extinción.
Deleitable boca, tuya por mía,

tomadas a latidos paralizados.
Y así nos fuimos, con vestidos cariocas

desnudando la vida del momento.
Directamente quebrados de pasión.

Frágil revoloteando al rojo vestido ondero de los 80,
olvidando pero recordando a las faldas según su manera,

mis cómplices besos morados de a miles,
en las pasadas rotativas de moda

tras zarpazos entre solemnidades.
Viéndonos sin-vernos más,

simetrías más hermosas detrás del cometa.
Cruzándonos eternas manos

al suspenso de la rápida desaparecida
incrédula de ver (a la) diafanidad.

Quemando fervor en complacencia contigo,
vanidad, a puertas del infinito.

Sangre coronada, iluminada excelsa
sin arrogancia al cielo de tu diadema.


ADVERTENCIA DE AUTORIZACIÓN
EN GESTIÓN DE DERECHOS INTELECTUALES
Únicamente se autoriza la reproducción
en todo caso sujeta a retribución
de los poemas, versos, artículos y fotos
de los blog de Federico Volio Toledo
haciendo expresa mención del autor intelectual
FEDERICO CARLOS VOLIO TOLEDO
_ FedericoCarlos Volio DeCéspedes y Toledo_
Citando el título del poema y poemario respectivos
y su blog de origen como fuente