Translate

¡ CUÁNTO TE HE BUSCADO ! de FedericoCarlos Volio









































Cosmopoeta FedericoCarlos Volio



 ¡ CUÁNTO TE HE BUSCADO !
Creación del autor intelectual:
FEDERICO CARLOS VOLIO TOLEDO
Del poemario  ¡ Dios Mío !


Cuanto te he buscado
pero ahí a mis gotas estabas
brillante regándome en mí de luz.

Te miro a las afueras
expansión creadora adentro de mí
a donde invierto tu radiación.
Devolviendo al retorno añorado de esperanzas
viéndote solamente curiosa inquietud.

A tan largos límites del espacio
mientras estirabas de incontables estrellas.
Te venía rugiendo a senderos siderales
alcanzando el estruendo de mi relámpago.

Tú invocando mi aparición simbólica
tan preliminar como inesperada.

Y ya podías encontrarme en el desierto
en la nada, con nada
incluso sin ti.

Y ya podía encontrarte en el desierto
en la nada, con nada
incluso sin mi yo.

¡Dios Mío! Invisibles somos
en el trasfondo para ciegos vernos
sin la consciencia de las circunstancias.

Apartando los paisajes del yo
devolviéndome por sus intricados túneles;
desfiladeros indispensables a vueltas
entre cimas del alcance abruptas sobre sí.

Porque mi imaginación del yo ya lo era,
una persona a poderte explicar el cuerpo animado
para una razón al absurdo del (no) darle vivencia.

Trasladado al silencio más allá de la meditación
viajando al exterior que te poseía, a criatura que eras
crédula ni articulando hacia parte alguna.

Observando mi única persona como ninguna
porque era múltiple de emanaciones, centrándonos
fuera del espacio de ellas sin mis alrededores.

No procesando visión de ningún color a la mente
con la cual pudiera comprenderse; sin suplirse ya
suplicante con la magia que le daba mi sostén.
Incontenible a alguna célula para darle la forma.
Abstrayéndome de las influencias por alguna atmósfera
e indómito de sangre ni siquiera resistiendo atracciones.

No cuento el tiempo ni aparto el lugar a la posición
que no es lejana ni cercana. Descendiendo al ascenso,
tampoco aterrizaba en el sentido ni de la percepción.

Descubría la vida a la substancia de mi imaginación
y creía que componía a mi persona esa ilusión atada.
Me la llamaba y no me escuchaba al autonombrarme,
no pretendía ya entender sin el yo inútiles razones.

Invadido de la luz donde nunca hubo nada que ver
ni siquiera oliendo al aire trasladado a pensarme.
Fui el creador de una animación para esta dimensión
coherente moldeador de la información celular
al entorno de ámbitos, al entendimiento de este armazón.
Nunca estuve en mis figuras aunque les nací y las morí,
las sentí, sufrí, alegré, concebí y me las anime a madurar
terminando crecidas a concluyente justificación.

Cuanto te he buscado
donde nada había que buscar
donde nunca hubo nadie a quien encontrar.

Dándome la personalidad posibilitada por tan obvia
a la respuesta permitida a que no le fuera incomprensible.
Para confiármela vivencial al sólo creérmela.

Cuanto creador me he buscado para la criatura que fue
por un aquí del yo circunstancial viviendo inexistente.

Cuanto te he buscado por esconderte a mi luz original
hallándote sino afuera de la fábula de mi criatura irreal.

Al tiempo predeterminado confundiéndose de la existencia
la criatura (del yo) en la búsqueda de su autor ubicuo,
al cual soy en mi majestad inasequible al tiempo.
Asaltándome de espejismos placenteros
afirmando al aquí realizado de alucinaciones.

Somos cómplices de eterna invisibilidad
siendo del todo en este rato de la nada
fingiendo la experiencia del yo por tan irreal.

Cuanto te he buscado donde (me) es imposible
ni a un paso hallarte de por algún movimiento.
A quien me lo llevé de espectador estacionario gradual
descubriéndomelo a los contornos explorados:  
En la imaginación momentánea dibujada de caricias,
a moldes asociados y adecuados de energías
convergiendo de sincronías a la criatura que me insuflé.

Cualidades de vidas experimentadas ilusorias
genialmente hiladas muy lejos del escenario.
Donde se miden indescifrables por fabuladas
distancias con que me vestí de criatura temporal.

Cuanto te he buscado, y sin hallarte al espacio
seguí a los sueños para verte sobre los horizontes.
Caí en la depresión del infinito, al por fin coincidir
solidificarte en hielo mi delirio del calor por ti.

Cuanto creador me he buscado para la criatura que soy,
que bajo un aquí del yo a las nubes inexpugnable soy.
Cuanto me he buscado escondiéndome a mi luz original
pudiendo sino afuera de mi fábula hallarme del real.
Porque sólo he venido a darme y darte aliento
a terminar la actuación tuya, mi criatura;
tú misma del yo tan manipulado a mi capricho.


ADVERTENCIA DE AUTORIZACIÓN
EN GESTIÓN DE DERECHOS INTELECTUALES:
Únicamente se autoriza la reproducción parcial
lo suficientemente necesaria para una referencia literaria.
Sujeta a retribución si fuere el caso, de los
poemas, versos, pensamientos, artículos y fotos
haciendo expresa mención del autor intelectual
creador © Federico Carlos Volio
y citando el título del poema y este blog como fuente.