Translate

CUENTOS TERRENALES CRUZADOS POR LA LUZ de Federico Carlos Volio




CUENTOS TERRENALES CRUZADOS POR LA LUZ
Creación del autor intelectual:
FEDERICO CARLOS VOLIO TOLEDO
Del poemario  ¡ Dios Mío !


Estrellas de corazones
estrellas de energías,
las que no vemos
pero nos acaloran del latir
destellados a fuegos tibios.
En el agujero negro donde escondías
al destello acrecido. A supernova
reventábamos al espacio en luz.
Nuestra fusión esparciendo al recuerdo.
El bing-bang intersideral
pulsión del reloj agudamente grave,
exclamación del estallido del Big Bang.
Es la entrada al plano del tiempo
(de lo) inferior imperfecto. Lanzado invertido
desde el plano infinito, superior perfecto.
La creación al evolucionar
combina un eje de ideas
complementarias a la línea
diversas o inversas a la curvatura.
Así formando ciclos
bajando y subiendo.
Puedes afirmar certeza a esta vida presente?
Lo pasado y lo que aún no vives;
ya no los tomas. Sólo un segundo
fueron o (lo) serán pero no son.
Otro momento al actual no existe.
Lo recordado o anhelado
lo calientas a la fricción
y descongelas.
La vida y la muerte
nos atrapan con sus ilusiones
porque después siempre
nos esperan o deparan otras ilusiones.
La creación al estancarse
involuciona en fijaciones
sin contrapeso a detenciones
en retrocesos sin recuperación.
Debemos adecuarnos a la naturaleza
enriqueciendo nuestras personalidades.
Así aquella se adecuará naturalmente
en lugar de cavar su extinción.
Con un abrazo o un beso.
Eso no es amar.
Simpático y empático al prójimo.
Eso tampoco es amar.
Amar es renunciar al cuerpo
e ir con la luz.
Tu gracia terrenal mortal finito
es SER
extra-terreno inmortal infinito,
con el cosmos girando en tus manos.
Los giros de Dios en el universo
y tu microcosmos
también son tus giros
cuando eres divino.
Sincronizando la más alta vibración.
Ansias infinitas del volar
¡ Dios mío !
Hasta atajar tu flor de luz
convirtiéndome en ella
con tu mirada
dulce
sintiéndome
universo.
Más allá del cielo
callado
al infantil jamás le vi
ni al romántico o astronómico.
Hasta sentirlo al canto
como las olas del mar,
cielo.
La inspiración
no tiene hora humana
si la tuviera sería descomposición.
Quiero eterna mi composición.
La letra
es un pequeño milagro de transmisión
y la marcha con tu voz
la sopla escrita al espacio.
La palabra
es comprensiva de tu estado.
Muda el ánimo,
enmudece la inquietud.
Es silencio de euforia o silencio eufórico.
Desnuda(r) a la palabra de las letras
a que sus vocales griten al desnudo
frases acaloradas en la lengua de tus oídos.
Puedes envolverte en la luz de tu corazón
y destellar energías para apagar los dolores
en la realidad de la ilusión que quiere agobiarte.
No somos nuestros cuerpos,
los llamo trajes de astronautas.
Para embutir nuestra presencia
a la dimensión terrícola.
La verdad cabe en tu mirada
proyectada firme de ilusión.
Sin distorsionarse ni enredarse
con apariencias fugaces.
A veces eres tan blando
que no te quiebran nunca
y eres tan fuerte
que no te doblan jamás.
Nunca blando te doblan.
jamás fuerte te quiebran.
Nunca,
jamás.
Un cohete de energía blanca
con puros propulsores del amor
apuntan despegue a sonrisa,
rozando de risas al disparo
estallidos a luz espacial.
El agua en el aire.
Ninguno resiste al otro,
mezcla de nuestra esencia terrena,
tránsito molecular.
El ave emerge al aire
el pez sumerge al agua.
Vuela el agua en el aire
y en el agua nada el aire.
Cada día
por sí mismo
en mí
viajo desde la imaginación
entre las estrellas
por la integridad transmitida,
pleno de su belleza cósmica.
Multidimensional. Así vivimos
entre consciente e inconsciente.
Una dimensión dormida
que no ve la otra. Sueña
la otra que le despierta.
Desde Dios
sin Dios
envuelvo con Dios
en mí.
Del retorno
al cielo
después del regreso
a la tierra experimentada.
Mi danza alrededor de mi centro
volviendo al día invisible,
ya no estoy,
mirando desplegado
a múltiples lares
luz rebotadora
desde mis latidos.
Usamos las estrellas de escalas
para saltar al universo
ilusionando
mente
sorprendiendo
cuerpo
volando al tiempo.
Cada estrella
es una escala
y miles como los pasos voladores
son una vía
galáctica
a confines
devueltos de fines.
Me acostaré sobre las estrellas
a soñar
sin fondo para no descender
sin formas
para no enredarme
sin cielos
para no escalar
volando conmigo.
¡ Dios mío !
Soy el submarino que navega
en tu piel de aguas
y cuando emerge
entre tus olas
salgo de ti
porque soy
agua tuya.
Voy a volar
mente
a ideas sensibles
planeando
caída de tormentos
cuando apague en silencio
todo.
Y ya mi luz, sólo esté.
Olvidar y amar
recordar y amar.
Olvidar
recordar
amar sin olvidar
amar sin recordar,
amor actual
amar actuante.
Las inmensas pasiones
con tus ideas pre-concebidas
mueven a tu mundo obsesivo.
Y tu mundo mueve al universo.
La belleza agobia al deseo
pero desnudándole al capricho
el placer se ríe con el deseo.
El vacío es existencia,
cuenta con un algo vacío
un vacío de algo
o un algo dentro del vacío.
Al ahora, sólo habitas
con tu traje de astronauta.
Tu SER
reside desde el otro mundo
a energía esencial.


ADVERTENCIA DE AUTORIZACIÓN
EN GESTIÓN DE DERECHOS INTELECTUALES:
Únicamente se autoriza la reproducción parcial
lo suficientemente necesaria para una referencia literaria.
Sujeta a retribución si fuere el caso, de los
poemas, versos, pensamientos, artículos y fotos
haciendo expresa mención del autor intelectual
creador © Federico Carlos Volio
y citando el título del poema y este blog como fuente.