Translate

LA ILUSIÓN NO ESPERA TU BESO de Federico Carlos Volio




LA ILUSIÓN NO ESPERA TU BESO
Creación del autor intelectual:
FEDERICO VOLIO TOLEDO



Provocabas al estilo de tu rapidez destellante
a punto final. Intocable belleza despedida fría
con tu voz inexistente a la piel del espacio. Azul rey
me vestí desnudo de la ilusión reinando tu blancura.
Por esas horas de simulación que serían las que nunca
más volverían para que no se te subieran las faldas,
estiradas a los ojos del viento de nuestros deseos,
pasando los límites ocultos entre tus blancas piernas,
exclamada ausente con mi inseparable admiración.
Resbalabas de simulaciones con tus blancas manos
rosadas de arrogancia. Tú disimulo del lado equívoco
en el infeliz uniforme de la conformidad. Susurrabas,
a cara conturbada con esos labios indecisos rojos.
Ansiosa de la blanca pasión a la prisa derrochada
y encendida de sorpresivas ondulaciones sonrientes.
Ya no eras un deseo artificial con el sostén re-lleno
en tu resaltada combinación de pasión ambigua.
A como cándida del ruego, secreta y provocadora
querías ser besada y yo también quería besarte. Escapada
por las blancas puntas al abierto escote de insinuación.
Sin embargo, con suspiros desesperados del capricho
tu perplejo silencio una vez más interrumpió mi beso.
El destello de tu mirada azul acallaba tu intensidad
en el estallido de los anhelos con tu sonrisa celeste.
Tiñendo a la incredulidad con la danza de besos invisibles.
Que alejabas a las piernas temblorosas del olvido fatídico.
Y a fantasías, dabas vuelta al destino del amar inalcanzable
porque querías ser muy besada. Estrellada del ímpetu
contra la resignada ilusión. Elevada con tus blancas piernas
a largadas de la soberbia en la supeditación de tu genio.
Y senté pendiente del abandono junto a la trasnochada.
Miraba a las faldas irreflexivas en su secuencia
agarradas del obsesivo silencio de tu terquedad.
Al pronunciarte en el caminar infinito de épocas
con la melodía del amar que alejaba sin despedirse.
Inspirado con el beso candente del ayer que no fue
ahora en un otro mundo que siempre nos vio partir.
Viniendo por alguna vez ya del acaso sin la misma vista
a pesar de residir en las transformaciones de tu carácter.
Aquella visita ilógica e irracional ante tus circunstancias
con las que dejaste ir después al beso de tu deseo.
Huyendo con el sutil beso al curso del ilusorio abrazo.
Tan torpe presumida al viaje del ensueño entronizado.
Clandestina tragando a la sonrisa en tal inconmensurable.
Así querías que fuéramos inagotables. Me vestí azul rey
y de hada incrédula, tú. En la intensa e inseparable espera.
En la nada circunspecta, al ancho frecuente, yendo ilusión.
Evaporados de las semejanzas entre nuestras manos vacías.
Inalcanzable a la cintura de tu poderoso beso imaginado
guardado en el corazón del ayer de la blanca ilusión.


ADVERTENCIA DE AUTORIZACIÓN
EN GESTIÓN DE DERECHOS INTELECTUALES:
Únicamente se autoriza la reproducción parcial
lo suficientemente necesaria para una referencia literaria.
Sujeta a retribución si fuere el caso, de los
poemas, versos, pensamientos, artículos y fotos
haciendo expresa mención del autor intelectual
creador © Federico Carlos Volio
y citando el título del poema y este blog como fuente.
Creado, diseñado, editado, producido y publicado por
Federico Carlos Volio De Céspedes Toledo
Todos los derechos reservados y registrados
© Federico Carlos Volio