Translate

DEJA DE OLVIDARME de Federico Carlos Volio


Cosmopoeta Federico Carlos Volio


DEJA DE OLVIDARME
Creación del autor intelectual:
FEDERICO VOLIO TOLEDO
@FedericoVolio
Del poemario 
La Extraterrestre De Mi Amar


Me insistes ni sé para qué, soy culpable.
Tímido conquistador y galán distraído,
asombrado admirador para tu devoción.
Quisiera la sorpresa de tu incondicionalidad
por estar ahí alrededor soñando conmigo.
Despierta y búscame, deja de olvidarme.
No te quedes muda con el paso de tu desafío.
Mientras bajas la mirada y tramas actuaciones,
desquites de tu excusa, que tu mente me quiere.
Simplemente, sal al encuentro de mi sencillo amar
y al lado tuyo erizada te surgirá nuestra piel.
Llama al invencible con tu soñadora voz de realidad.
Callarás esa espera para no caer en el pozo de mi pena.
Ven a tomar con tu aliento al rojo caliente en mis labios
probando el mudo dulzor de mi sabor sanador.
Y ni tan sordo, grítame de amar tu hermosura invisible.
Cuando habitas en mi corazón aun clandestinamente
pierdes la razón en el sentido de estar separada de mí.
Dotada doble mente del encuentro. Sabes a donde.
E irás aunque insistas desorbitar a tus deseos.
Desesperas distancia amorosamente descuidada.
La atención egoísta te convierte en su esclava
con tu frustración extraviada de suposiciones.
Consumes al tiempo en la atracción caprichosa.
Con esa que eres otra en el espejo de tu vanidad.
Sonríes, yo sonrío, y nos damos una pausa de cariño
para ese beso. Feliz paulatinamente con mi corazón.
Sabes que vengo. Quiero tomarte de imaginación
sorprendente actuando ahí. Decidida y entretenida,
aspirada aquí, delirante por allá. Y de ida te solté.
Tu abandono merezco por como sin abrazarte ni besarte
me desprecias así, y solo te siembras a ver mi ilusión.
Sales a transformar del hallazgo tu floreciente sonrisa.
Quería ese congeniado instante permanente en tu corazón.
Y de una vez apareciste. Fue como entrar a otra dimensión,
(se) me confundió la época tan perdidos de curiosidad.
Venías y casi deprimiste al desviarme por un milímetro.
No me llamaste siendo tan añorada con tu encantamiento.
Hubo orgullo del riesgo y guardaste la mirada melancólica.
Descubriste del embeleso de candentes vistas mi quietud
y cándida respirabas actitudes de insistente ternura
yendo irresistible con el asedio de tu abandono.
No sonrojes perseverante que no puedo dejar de mirarte
del poder mirarte a lo menos desnuda si me cubres
en plenilunio, absurda lejanía a donde no estoy.
Permanente mente me estás sacudiendo.
Cesa de temblarme con esa onda sísmica.
Tu ausencia es un terremoto persistente.
Pienso y te digo en imaginación duplicada
tan reservado o como lo desees confesar.
Porque no es mi secreto amarte tan dulce.
Cuánto te va durar esa nublada despedida.
Deja de olvidarme con mi pertenencia.
Cuánto va permanecer tu azul amar.
Las estrellas intensifican tu posición exacta,
se quiere conseguir la conjunción y se puede
elevando al cotidiano abismo de emoción.
Que parezca que no te vi
que parezca que no me viste,
hasta vernos finalmente de sensación ineludible.
A mis oídos de esperanza háblame con tu voz de ilusión.
Fue el último minuto de tu refugio; probaste vencerte
libre de ti misma hasta siempre para amarme.
No empeoró el destino ni mejoró con la ilusión
por venir de la ausencia, ni llegar tarde o temprano
o triste irse, y contenta porque somos inevitables.
No duermas más, no sueñes, deja de olvidarme.
Despierta, actúa, hazme de tu piel hoy.
Voz de tu pasión con la boca de mi deseo.


ADVERTENCIA DE AUTORIZACIÓN
EN GESTIÓN DE DERECHOS INTELECTUALES:
Únicamente se autoriza la reproducción parcial
lo suficientemente necesaria para una referencia literaria.
Sujeta a retribución si fuere el caso, de los
poemas, versos, pensamientos, artículos y fotos
haciendo expresa mención del autor intelectual
creador © Federico Carlos Volio
y citando el título del poema y este blog como fuente.